El enigma de los seis lunares: reseña de Agustín Gendrón.

El enigma de los seis lunares: reseña de Agustín Gendrón.

enigma-seis-lunares-portada

El enigma de los seis lunares es…crónica de un tiempo y unas circunstancias mexicanas muy particulares: el mundo (o, mejor dicho,  los mundos) que nos muestra la narración parecen haber ya desaparecido, tanto el ámbito de La Magdalena como el de la Ciudad de México y hasta el de Estados Unidos presentados por el protagonista parecen pertenecer a otra época, a pesar de su relativa cercanía en el tiempo. No hablamos de sucesos acaecidos hace cien años, sino en las décadas de los años sesenta y setenta, si atendemos a las fechas de filmación de las películas mencionadas…es una crónica de un universo y una forma de vida que no existen más.

Es como una ventana en el tiempo.

Cuando conocemos a Quintín [el protagonista], tiene una cámara en la mano y es, de manera casi involuntaria pero muy natural a lo largo del libro, exhibidor, distribuidor, actor, editor, crítico y hasta promotor …además, entra con contacto con leyendas de la pantalla de forma cotidiana…

Se dirige, sobre todo, a los amantes del cine. Creo que la “moraleja” del libro podría ser: El cine salva. Contagia de su magia a quienes creen en él, y a pesar de que hacer cine es una profesión dura, difícil, llena de sinsabores y completamente alejada del glamour, es una aventura que algunos locos se atrevieron a realizar; es también una exploración a lo desconocido, paralela a la de la arqueóloga que va en busca de los enigmas de la antigüedad.

…[C]onstituye una crónica de este mundo tan especial y que además está narrada desde adentro, a través de las aventuras de un joven  al que le toca vivir una circunstancia y una época muy especiales. De manera novelada, se narran algunos episodios de la historia de la cinematografía mexicana muy poco conocidos, envueltos en una historia de iniciación amorosa clásica pero muy a la mexicana.

 

 

%d bloggers like this: