El enigma de los seis lunares.

El enigma de los seis lunares.

 

enigma-seis-lunares-portada

Los recuerdos tienen algo en común con el juego del “teléfono descompuesto”. El tiempo, los repasos y la fantasía los van transformando y adornando. Además, algunas veces uno imagina cómo hubiera sido su vida de haber sido condimentada con más audacia, salpicada de hechos insólitos e iluminada por un amor único.

Así sucede en la obra de ficción de Rogelio Agrasánchez Jr. Las memorias de su infancia y adolescencia conviven con pasajes imaginarios y caracteres poco comunes. En su primera novela, el autor evoca personajes a quienes realmente conoció y a algunos los hace vivir experiencias que solamente existen en su prolífica imaginación. Otros de los habitantes de su mundo son producto de la fantasía.

El protagonista de la novela da nombre a la misma: Querido Quintín es la historia de un jovenzuelo que es y no es Rogelio Agrasánchez. Quintín comienza siendo un niño ingenuo y tímido que gracias a su primer amor se convierte en un adolescente audaz y aventurero. Él, como Rogelio, vive en el ambiente del cine mexicano; aquél de las producciones independientes hechas para gustar al público y no a cronistas de gustos exóticos. Su familia es la de Rogelio; sus colegios, sus vivencias e inquietudes son las suyas.

Chano Urueta, Emily Cranz, Federico Curiel Pichirilo, Blue Demon, Santo, Fernando Osés, Beto el Boticario y otros famosos pueblan la historia de Quintín. Algunos de los pasajes relatados son reales, como el baile con la señorita Cranz o las mordidas al pantalón de Osés; otros son invención pura.

Quintín recuerda las filmaciones de las primeras películas de Producciones Agrasánchez con humor y nostalgia; aquellos años fecundos en científicos locos, momias y otros monstruos; luchadores, muchachas en bikini e intentos de boicot por parte de algunos envidiosos. Rememora también sus épocas como exhibidor ambulante de películas; una experiencia inolvidable en la infancia de Rogelio que adquiere mayor envergadura en las andanzas de Quintín.

Angelita, el amor que lo transforma, es fruto de la imaginación del autor; quizá la niña que él hubiera querido conocer en sus años mozos. Una joven extraña, demasiado madura para su edad y con un toque de irrealidad que vuelve loco a Quintín. Con ella juega a la sirenita y al pulpo; con ella descubre enigmas del pasado y vive aventuras peligrosas.

Querido Quintín, aun siendo la historia de un niño y su transición a la adolescencia, no es un libro infantil. Su estilo es directo, sencillo y atractivo. Por fin pudo Agrasánchez abandonar el rigor histórico característico de sus libros sobre el cine mexicano para abandonarse a los locos impulsos de su magín.

Entrevista al autor en: https://filmotropo.wordpress.com/2016/11/13/el-enigma-de-los-seis-lunares-entrevista-al-autor/

Galería de fotos en: https://filmotropo.wordpress.com/2016/11/13/el-enigma-de-los-seis-lunares-galeria-del-recuerdo/

 

 

 

%d bloggers like this: