El enigma de los seis lunares: galería del recuerdo.

El enigma de los seis lunares: galería del recuerdo.

Rogelio Agrasnchez Jr., autor de El enigma de los seis lunares nos muestra aquí algunos objetos de su niñez que inspiraron partes de este relato. Una cámara, fotos de ovnis, rollos de película, una máscara, títeres y otros objetos forman esta galería del recuerdo.

Rogelio Agrasánchez Jr., author of El enigma de los seis lunares shares with us images from his archive. They all depict moments and places that inspired the novel. An 8mm camera, UFO photographs, puppets, and a mask that once belonged to Santo, el Enmascarado de Plata form the core of this collection.

camara-2

Esta Yashica-8, compañera inseparable en las aventuras infantiles del autor, sirvió para filmar momentos memorables -incluidas las escenas del cementerio que describe al principio de su novela- así como proyectos de ficción basados en historias imaginadas por él mismo.

This Yashica-8 was the author’s inseparable companion when he was a child. With it, he recorded many memorable moments –including the scene at the cemetery narrated at the beginning of the novel- and also a few fiction shorts.

titeres

Los títeres formaban parte de la infancia del autor; con ellos daba vida a fabulosas historias en funciones para sus hermanos, amigos y vecinos. En el México de los años sesenta todavía había niños que gozaban con estos sencillos muñecos hechos de barro y tela.

The author loved puppets; they were a cherished part of his childhood; he used to stage shows for his siblings, friends, and neighbors. In the sixties, Mexican children still liked those simple marionettes, made of clay and rags.

charro-calaveras

El Charro de las Calaveras (Alfredo Salazar, 1965) fue filmada en La Magdalena, Estado de México. Ésta es la copia en 16 milímetros que proyectaba el autor en el cine improvisado en el rancho de su familia. La película hacía las delicias de los espectadores, quienes disfrutaban una y otra vez de la lucha del Charro en contra de monstruos terroríficos.

El Charro de las Calaveras (Alfredo Salazar, 1965) was shot in La Magdalena, near Mexico City. This is the 16mm print the author screened many times at the makeshift movie theater in his family’s ranch. Spectators loved the movie so much that they would attend once and again to watch the Charro fighting some terrifying monsters.

vestuario-curiel

vestuario-superzan

Diseño de vestuario para la película Superzán el invencible, realizado por el director de la misma, Federico Curiel Pichirilo. El traje del dibujo estaba destinado para ser usado por tres extraterrestres enanos en busca de un compañero extraviado, a quienes Superzán ayuda y protege.

Filmmaker Federico Curiel Pichirilo made this costume design for Superzán el invencible (1971), a movie he also directed. The space suit was worn by three small aliens that landed on Earth and to rescue a lost pal with Superzán’s  help.

ovni-foto-2

ovni-foto-4

ovni-foto-6

El director de cine Chano Urueta fotografió, según su propio relato, unos ovnis que se estacionaron en las faldas del volcán Popocatépetl. Con su telescopio pudo captar estas increíbles imágenes que después pasaron a manos del autor de El enigma de los seis lunares. Don Chano siempre fue un gran aficionado a los temas del ocultismo, la vida extraterrestre y el más allá. Sería aventurado dar una opinión sobre la autenticidad de estas imágenes; de cualquier forma, tienen un valor especial por haber sido tomadas por el excéntrico cineasta.

Filmmaker Chano Urueta photographed UFOs that, according to him, landed at volcano Popocatépetl’s flanks. He used his telescope to snatch these pictures, which eventually ended up in the author’s possession. Urueta always had a penchant for occultism, extraterrestrial intelligence, and the afterlife. One should not venture upon the photographs’ authenticity; at any rate, they have value just because they were taken by the eccentric filmmaker.

mascara

Esta máscara perteneció a Santo; según parece, fue usada por él a principios de los años sesenta. Conserva todavía algunas marcas de sangre y sudor (más no lágrimas). Gracias a Fernando Osés, amigo y colaborador del legendario Enmascarado de Plata, la máscara ahora forma parte del archivo del autor de la novela. En la novela, Santo –sin saberlo- ayuda a Quintín a resolver El enigma de los seis lunares.

This mask once belonged to Santo; it seems it dates from the early sixties. It still shows a few sweat and blood marks (but no tears). Fernando Osés, Santo’s close friend and collaborator, gave the mask to the El enigma de los seis lunares’ author in the early seventies. Santo inadvertently helps Quintín, the protagonist, to solve the birthmarks’ riddle that the novel its title.

rogelio-a-caballo

Foto de Rogelio Agrasánchez Jr. cuando aprendió a montar su pony en La Magdalena, donde tuvieron lugar las más divertidas aventuras de su infancia. Los caballos, la charrería y los fines de semana al aire libre de esa época son evocados en El enigma de los seis lunares.

This picture shows Rogelio Agrasánchez Jr. as a child in his family’s ranch at La Magdalena, when he was learning to ride his pony. He lived many of his childhood adventures at this ranch. The novel evokes horses, charrería, and outdoor weekends.

batman-y-robin

El Circo Bell’s de México presentaba un gran espectáculo inspirado en los personajes de moda, Batman y Robin. En la foto, los hermanos Ricardo y Carlos Bell, famosos artistas circenses, con quienes la familia del autor hizo buena amistad. Carlos estelarizó la película Las aventuras del guardián, historia de aventuras coproducida por el padre del autor. El enigma de los seis lunares recuerda el circo, la película y la convivencia con los hermanos Bell.

In the sixties, Bell’s Circus presented a show featuring Batman and Robin impersonators. Brothers Ricardo and Carlos Bell, famous circus artists back then, are shown in this photograph. They make good friends with the Agrasánchez family. Carlos starred in Las aventuras del guardián (Carlos Falomir, 1962), adventure film co-produced by the author’s father. El enigma de los seis lunares makes remembrance of the circus, the film, and some moments shared with the Bell brothers.

portada-guion-curiel

paginas-guion-curiel

Guión cinematográfico de Las mujeres zombis del Caribe, escrito por Federico Curiel Pichirilo. La película no llegó a filmarse pero da tema a uno de los capítulos de esta novela. El autor tuvo oportunidad de ver trabajar a Pichirilo en muchas ocasiones y siempre admiró su eficacia y profesionalismo. En la novela se permite bromear con la imaginaria filmación de la truculenta historia de las sensuales muertas vivientes.

This is the original screenplay for Las mujeres zombies del Caribe, written by Federico Curiel The movie was never made; still, the screenplay is the subject of a chapter in El enigma de los seis lunares. The author had frequent chances to watch Curiel at work and always admired his efficiency and professionalism. In the novel, he indulges in joking about the imaginary shooting of the sexy living-dead women’s story.

st-edwards-2

st-edwards-1

“El Castillo” es el edificio principal del St. Edward’s High School, colegio ubicado en Austin, Texas, en el que el autor cursó un año lleno de aprendizajes, nostalgia y travesuras. En la novela se reviven algunos momentos memorables de esos días.

“The Castle” was St. Edward’s High School’s main building. The school –now St. Edward’s University- is located in Austin, Texas. The author spent a year there; a time full of learning opportunities, homesickness, and funny pranks recalled in the novel.

campeones-justicieros3

Los Cinco Implacables era el título original de la película Los campeones justicieros. Aparecen en este cuadro: Tinieblas, Mil Máscaras, Sombra Vengadora, Blue Demon y Médico Asesino, los cinco héroes que lucharon contra Mano Negra y su legión de enanos super poderosos. Mientras, en la vida real su productor lidiaba contra el boicot, la envidia y algún colaborador desleal.

Los cinco implacables was the working title for Los campeones justicieros (Federico Curiel, 1970). We see here the five masked heroes that fought Mano Negra and his band of powerful midgets in the film: Tinieblas, Mil Máscaras, Sombra Vengadora, Blue Demon, and Médico Asesino. Meanwhile, the movie’s producer had to fight real-life boycott attempts, envy, and a treacherous employee. In the novel, the author evokes the making of the movie.

disneylandia3

disneylandia1

disneylandia2

A los siete años, el autor vio cumplido el sueño de tantos niños de su generación: un viaje a Disneylandia. En la primera foto lo vemos (a la izquierda) con el traje de charro que su papá quiso que usara en el parque de diversiones, cuando ya había reemplazado el típico sombrero con una gorra del Pato Donald.

As a boy, the author had a dream come true; a dream shared by most children of his age: going to Disneyland. Here we see him (on the left) wearing a charro costume at the amusement park…only he had replaced the charro hat with a Donald Duck cap.

ENTREVISTA AL AUTOR EN: https://filmotropo.wordpress.com/2016/11/13/el-enigma-de-los-seis-lunares-entrevista-al-autor/

PRONTO PUBLICAREMOS UNA SEGUNDA GALERÍA DE IMÁGENES.

COMING SOON: A NEW IMAGE GALLERY.

%d bloggers like this: