De la foto fija al cartel cinematográfico en Josep Renau

De la foto fija al cartel cinematográfico en Josep Renau.

Rogelio Agrasánchez Jr.

El cine mexicano ha tenido épocas de gran esplendor y éxito, que se reflejaron en la magnífica publicidad cinematográfica con que se anunciaban las películas.

Al cartelista se le proporcionaban fotos fijas de la cinta y una sinopsis de la historia para que le sirvieran de guía e inspiración.  El artista tenía ante sí el reto de captar la esencia de la película en su diseño.

El poster podía basarse en una sola foto fija o tomar elementos de dos o más.  No se trataba de elaborar una mera copia del o los stills; por el contrario, cada cartelista imprimía el sello de su estilo a través de su manejo de formas, colores y composición.

Este tema será tratado en detalle en un próximo libro; por ahora, les presentamos tres ejemplos de carteles y las fotos fijas en que se inspiraron. Los tres son obra del destacado artista español Josep Renau, quien hizo valiosas aportaciones a la cartelística cinematográfica tanto en su país como en México. Aparte de introducir el uso del aerógrafo o brocha de aire, arió una nueva gama de posibilidades creativas en el diseño de publicidad cinematográfica.

El primer cartel corresponde a Fíjate qué suave  (Juan Bustillo Oro, 1947). Esta película es una segunda versión de La tía de las muchachas, también de Bustillo Oro, realizada en 1938. El dueto cómico-musical de Manolín y Schillinsky estelarizan Fíjate qué suave. Para el cartel, Renau seleccionó una foto fija de gran impacto visual, en que Schillinsky está afeitándole el bigote a Manolín. El poster recrea la escena, convertida en una magnífica obra de inspiración cubista.

 

Foto fija de la película 'Fíjate qué suave', de 1947, dirigida por Juan Bustillo Oro, Schillinsky y Manolín aparecen en la foto.

Foto fija de la película ‘Fíjate qué suave’ (Juan Bustillo Oro, 1947). Schillinsky y Manolín aparecen en la foto.

Cartel de la película ' Fíjate qué suave', obra del maestro Josep Renau. Técnica: aerógrafo.

Cartel de la película ‘ Fíjate qué suave’, obra del maestro Josep Renau. Técnica: aerógrafo.

 

Para La perversa (Chano Urueta, 1953), Josep Renau diseñó un cartel que enfatiza la sensualidad de la villana , Elsa Aguirre. En la foto fija que eligió se puede ver a la actriz recostada en su cama, en una actitud pensativa y llevando un camisón a la moda de la época. En el poster la artista está en una postura similar, pero se encuentra cubierta solamente por una gasa translúcida que deja muy poco a la imaginación. La imagen es sensual, sin por ello recurrir a la vulgaridad. El cartel es espléndido. En el fondo pueden verse los rostros de los otros protagonistas, Alma Rosa Aguirre, quien luce afligida y César del Campo.

 

Elsa Aguirre en 'La perversa' (Chano Urueta, 1953).

Elsa Aguirre en ‘La perversa’ (Chano Urueta, 1953).

Cartel para 'La perversa', obra del maestro Josep Renau. Técnica: aerógrafo.

Cartel para ‘La perversa’, obra del maestro Josep Renau. Técnica: aerógrafo.

 

Por último, tenemos el cartel de Camino del infierno (Miguel Morayta, 1950). Este film noir llevó en los papeles estelares a Leticia Palma y Pedro Armendáriz. El cartel se inspiró en una foto fija excelente, que muestra una neblinosa calle de barriada con la actriz en primer plano, evidentemente en espera de un cliente nocturno. Al fondo se ve a Pedro Armendriz saliendo de un antro de mala muerte, con un gancho sustituyendo la mano izquierda, perdida durante una de sus aventuras criminales. Esta escena fue interpretada de manera magistral por Josep Renau.

Leticia Palma, Pedro Armendáriz y actores no identificados en 'Camino del infierno' (Miguel MOrayta, 1950).

Leticia Palma, Pedro Armendáriz y actores no identificados en ‘Camino del infierno’ (Miguel MOrayta, 1950).

Cartel para 'El camino del infierno', obra del maestro Josep Renau. Técnica: aerógrafo.

Cartel para ‘El camino del infierno’, obra del maestro Josep Renau. Técnica: aerógrafo..

%d bloggers like this: