La talentosa familia de doña Victoria Sala

La talentosa familia de doña Victoria Sala.

En recuerdo de don Leopoldo Ortín Campuzano, fallecido el 16 de agosto de 2016. Descanse en paz.

Pocos recuerdan a la actriz madrileña Victoria Sala, nacida alrededor de 1870 y, sin embargo, todos los aficionados al cine mexicano hemos disfrutado del magnífico trabajo de sus descendientes.

Doña Victoria se casó con otro artista teatral, don Leopoldo Ortín. Él era oriundo de Teruel, España, nacido por ahí de 1860. Juntos trabajaron en algunas afamadas compañias teatrales, con las que realizaron giras por varios países de la América Latina. Don Leopoldo era primera figura, mientras que doña Victoria solía tener la posición de “segunda dama”. Estando el matrimonio en Lima, Perú, doña Victoria dio a luz a Leopoldo, su primogénito, el 21 de diciembre de 1892. Aunque en algunas fuentes se menciona su año de nacimiento como 1893, los documentos del registro civil peruano confirman la exactitud de la fecha.

El pequeño Leopoldo llegó a México a los pocos meses de edad. Sus padres formaban parte de la compañía Leopoldo Burón en esos días. Con el tiempo y después de haber vivido un sinfín de aventuras, Leopoldo decidió seguir la carrera de sus padres, en la que llegó a alcanzar enorme popularidad, ya convertido en el “Chato” Ortín. Sobre su vida y carrera puede leerse una breve e interesante biografía en el Diccionario de Escritores del Cine Mexicano, publicado por la UNAM y coordinado por el Dr. Manuel González Casanova.

El “Chato” Ortín se casó con la actriz de comedia Aurora Campuzano, con quien fundó una compañía teatral enormemente exitosa -muy a pesar de sus intelectuales detractores-. Esto ocurría a mediados de la década de los veinte. Diez años después, cuando el cine sonoro mexicano comenzaba a consolidarse, Leopoldo Ortín se convirtió en figura de primera magnitud. Aunque en la mayor parte de los casos hizo papeles propios de su especialidad, la comedia, también se desempeñó con soltura en roles dramáticos, como en Silencio sublime (1935). Ambos tuvieron un hijo, Leopoldo Ortín Campuzano, quien comenzó su carrera cinematográfica a edad muy temprana. En 1936, a los cuatro años de edad, debutó en Malditas sean las mujeres y tuvo una gran oportunidad en 1937, al obtener un papel estelar en Allá en el Rancho Chico. Dos años más tarde, se lució parodiando a Mario Moreno Cantinflas en La canción del huérfano. Se le conocía entonces como “Polito” Ortín, sobrenombre que con los años cambiaría por “Polo”.  Al inicio de este 2014, don Polo Ortín sigue activo como actor. El “Chato” Ortín hizo pareja romántica con su esposa en El superloco (1935) y en Amapola del camino (1937). En la divertida comedia Dos tenorios de barrio (1948), aparecen los tres integrantes de la familia.

Pocos saben que el “Chato” Ortín tuvo un hermano: Ángel Guillermo Torres Sala, conocido artísticamente como Ángel T. Sala, nacido en Puebla. Físicamente, el único parecido entre ambos era la elevada estatura; sus facciones eran muy distintas. Mientras don Leopoldo “Chato” tenía un rostro graciosísimo y capaz de los más raros gestos, don Ángel era un galán de voz profunda y mirada penetrante. Don Ángel hizo también carrera en el teatro y en el cine. En peliculas hizo papeles muy variados. Con frecuencia era un villano refinado, aunque también hizo papeles de comisario de policía en las cintas mexicanas de Fu Man Chú y aún un papel de criminal vulgar en Luna criolla (1938). Se supone que existió un tercer hermano, también actor de teatro y cine. Creemos tenerlo localizado, pero nos falta comprobación para poder compartir el dato con nuestros lectores.

Don Ángel T. Sala se casó con la actriz Herminia Chavero, de quien se separó años después. El matrimonio tuvo dos hijas; una de ellas, María Victoria, no es otra que la hermosa actriz Gloria Morel, cuya carrera en cine tuvo su esplendor en la década de los treinta. Debutó en Payasadas de la vida en 1934, a los 16 años de edad. Con frecuencia, en las películas que ella estelarizaba tomaban parte ya fuera su papá, su mamá o su tío “Chato”. Tío y sobrina incluso llegaron a ser pareja romántica en dos cintas: ¿Qué hago con la criatura? y La honradez es un estorbo.

La señora Morel también incursionó en el campo del periodismo cinematográfico. Sus escritos tienen un estilo ágil y agudo.

Sobre los descendientes de doña Victoria Sala hay mucho qué escribir. Por ahora, solamente les presentamos una pequeña galería de fotos de esta gran familia.

Leopoldo “Chato” Ortín

Leopoldp 'Chato' Ortín en 'Padre de más de cuatro' (Roberto O'Quigley, 1938). Esta comedia ranchera fue la primera cinta mexicana en presentar escenas de lucha libre.

Leopoldo ‘Chato’ Ortín en ‘Padre de más de cuatro’ (Roberto O’Quigley, 1938). Esta comedia ranchera fue la primera cinta mexicana en presentar escenas de lucha libre.

Leopoldo 'Chato' Ortín sufre el ataque de la criatura (Raúl Urquijo) creada por el malvado Dr. Dyenis en 'El superloco' (Juan José Segura, 1936).

Leopoldo ‘Chato’ Ortín sufre el ataque de la criatura (Raúl Urquijo) creada por el malvado Dr. Dyenis en ‘El superloco’ (Juan José Segura, 1936).

 

Leopoldo 'Chato' Ortín con su sobrina Gloria Morel en 'La honradez es un estorbo' (Juan Bustillo Oro, 1937).

Leopoldo ‘Chato’ Ortín con su sobrina Gloria Morel en ‘La honradez es un estorbo’ (Juan Bustillo Oro, 1937).

Aurora Campuzano

Aurora Campuzano en su único papel dramático en el cine mexicano, en 'Nostradamus' (Juan Bustillo Oro, 1936).

Aurora Campuzano en su único papel dramático en el cine mexicano, en ‘Nostradamus’ (Juan Bustillo Oro, 1936).

 

Leopoldo Ortín III (Polito Ortín/Polo Ortín)

Polito Ortín en 'Allá en el Rancho Chico' (René Cardona, 1937).

Polito Ortín en ‘Allá en el Rancho Chico’ (René Cardona, 1937).

 

Polo Ortín en 'Vivir a todo dar' (Gilberto Martínez Solares, 1955).

Polo Ortín en ‘Vivir a todo dar’ (Gilberto Martínez Solares, 1955).

Ángel T. Sala

Ángel T. Sala como el dueño del circo en 'El circo trágico', melodrama de 1938, dirigido por el pionero Manuel R. Ojeda.

Ángel T. Sala como el dueño del circo en ‘El circo trágico’, melodrama de 1938, dirigido por el pionero Manuel R. Ojeda.

 

Ángel T. Sala en 'Luna criolla' (Raphael J. Sevilla, 1938). En esta película, don Ángel abandonó su arrogante porte para convertirse en un marinero criminal.

Ángel T. Sala en ‘Luna criolla’ (Raphael J. Sevilla, 1938). En esta película, don Ángel abandonó su arrogante porte para convertirse en un marinero criminal.

Ángel T. Sala como el inspector en 'El as negro' (René Cardona, 1943), película estelarizada por David T. Bamberg 'Fu Man Chu'.

Ángel T. Sala como el inspector en ‘El as negro’ (René Cardona, 1943), película estelarizada por David T. Bamberg ‘Fu Man Chu’.

 

Herminia Chavero

La señora Chavero participó únicamente en un par de películas mexicanas, por lo que es una suerte haber encontrado esta fotografía suya, de 1939.

La señora Chavero participó únicamente en un par de películas mexicanas, por lo que es una suerte haber encontrado esta fotografía suya, de 1939.

 

Gloria Morel

Manuel Medel y Gloria Morel en 'Payasadas de la vida' (Miguel Zacarías, 1934), película en que ambos hicieron su debut cinematográfico.

Manuel Medel y Gloria Morel en ‘Payasadas de la vida’ (Miguel Zacarías, 1934), película en que ambos hicieron su debut cinematográfico.

 

Gloria Morel fue una de las grandes bellezas del cine mexicano en la década de los treinta. Aquí en una imagen de 1935.

Gloria Morel fue una de las estrellas del cine mexicano en la década de los treinta. Aquí en una imagen de 1935.

%d bloggers like this: